La vigésimotercera edición de la Subida Ubrique-Benaocaz fue un éxito absoluto a todos los niveles. Una prueba de la cual es difícil calcular el impacto económico, turístico y social, puesto que lo vivido en la Sierra de Cádiz trasciende lo deportivo.
 .
Javier Villa fue el gran protagonista con una victoria absoluta y un nuevo récord, parando el crono en 2:10.533, superando la anterior marca de Andrés Vilariño en 2014. Javier Afonso, Humberto Janssens y Lolo Avilés fueron los otros grandes nombres del fin de semana, con el permiso de Salvador Tineo. Entre los locales destacó Esteban Gutiérrez.
 .
El evento comenzaba el viernes con una espectacular presentación de pilotos y vehículos. El sábado la lluvia hizo acto de presencia y deslució un tanto la prueba. Sin embargo, el domingo el sol fue protagonista de una jornada brillante a todos los niveles.
En SER Deportivos hemos recogido las impresiones de los pilotos más destacados así como los organizadores y declaraciones institucionales.
Todos ellos destacaban el hecho de que Ubrique volvía a ponerse en el escaparate nacional con una prueba muy difícil de igualar, dejando fascinados a ubriqueños y visitantes.
.