El concurso “Chef Sierra de Cádiz” ha celebrado su fase semifinal, ya con cocina en vivo dentro de las instalaciones de la Hacienda El Rosalejo de Villamartín.

El promotor del evento, Antonio Orozco hizo balance de la primera fase calificándola de “alucinante” Una primera prueba donde se apostó por impulsar los productos autóctonos de la Sierra. Algo que por otra parte será predominante durante toda la evolución del concurso.

Se han superado con creces las expectativas en cuanto a la repercusión del evento hasta la fecha. Compañerismo y “entorno mágico” Así ha definido Antonio Orozco el clima predominante en esta primera edición de “Chef Sierra” entre los participantes.

En la prueba de hoy, a diferencia de lo que sucedía en la inicial, se ha permitido el uso de productos que no sean autóctonos de la Sierra de Cádiz aunque se ha pedido a los concursantes que no se decanten por usarlos en exceso para no perder la esencia.

En Radio Comarca hablamos también con algunos de los participantes, en el caso de Ubrique, los establecimientos representantes son “La Herradura” y “El Laurel”.


María del Pilar Gil, gestora de la Herradura quedó gratamente sorprendida por el “gran nivel de la prueba” Mari ha sorprendido al jurado con la decoración de su plato, basada en “Los Alcornocales” Por parte de “El Laurel” su cocinero, el pradense Juan Manuel Saborido es el encargado de representar a la cocina de este típico local ubriqueño. En relación al concurso, Juan Manuel no considera que se respire la misma tensión causada por la meticulosidad del jurado de otras pruebas, fundamentalmente televisivas. Con respecto al plato presentado en la prueba de hoy, el cocinero de “El Laurel” ha optado por el trampantojo, es decir, “algo que visualmente parece algo que luego no es a la hora de degustarlo”

En la cadena SER estaremos muy pendientes de la Gran Final que se celebrará el próximo sábado, día 17 de marzo.