La Consejería de Fomento y Vivienda va a invertir en la provincia de Cádiz en torno a 23 millones de euros en ocho proyectos para la mejora de la seguridad vial en la red de carreteras, dentro de los cuales se incluyen las labores previstas en la carretera A-2003, conocida como la de La Barca, con un presupuesto de tres millones de euros. El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, se ha reunido hoy con la alcaldesa de Jerez, Mamen Sánchez, para darle a conocer los detalles de esta actuación, que se centrará en los primeros kilómetros de la carretera.

Felipe López ha destacado que del montante de los 23 millones “más de 10 irán destinados a la mejora de las infraestructuras viarias del término municipal de Jerez“, donde además de la mejora de la A-2003 también se actuará en la A-2078, desde El Puerto de Santa María, Jerez y Rota. Estas labores, destinadas al ensanche y mejora de firme, con un presupuesto de casi cinco millones de euros, “comenzarán en una primera fase en marzo, con una inversión aproximada de un millón de euros, y el resto de la actuación se licitará el próximo verano“, ha avanzado el consejero.

En la provincia de Cádiz están programadas ocho actuaciones, de las que ya está en marcha la obra de la carretera de Alcalá del Valle. El resto arrancarán este mismo año y concluirán entre 2018 y 2019. En concreto, la Consejería tiene actualmente ya en marcha o con ejecución de inicio inmediato la Jerez-La Barca, con un presupuesto de licitación de tres millones de euros; en la A-381 están previstas mejoras a lo largo del trazado de la Jerez-Los Barrios, con un presupuesto de adjudicación de 1,5 millones de euros; en la A-2233, en Zahora, pendiente de firma de contrato, con una inversión de 1,3 millones; también en la A-384, en Arcos de la Frontera, adjudicadas por unos 600.000 euros; y en la A-2078, en El Puerto de Santa María, para la mejora del trazado, con una inversión de casi 972.000 euros.

En cuanto a las obras nuevas, también están previstas dos actuaciones, una en la A-384, Benalup-Casas Viejas, para el ensanche de la vía, con casi cinco millones de inversión; y otra en esa misma carretera en Alcalá del Valle, con seis millones de euros y ya en ejecución.

Al margen de estas intervenciones puntuales, la Consejería destina anualmente 10,9 millones de euros a labores de conservación integral y permanente en las carreteras de Cádiz, que engloban los contratos de conservación integral, así como los de mantenimiento de firmes, control de maleza y repintado de marcas viales.