Patricia Domínguez, nos recomendó una serie de pautas a seguir para evitar que los más pequeños dejen de respetar a los demás.

Nos delimitó la línea que separa una “simple cosa de niños” de comportamientos que podrían derivar en problemas graves de conducta en el futuro y que han de ser atajados cuanto antes.