El Campeonato de Andalucía de kayak de mar celebrado este fin de semana en Sanlúcar de Barrameda nos dejaba la descalificación de Juanlu Venegas tras haber invadido la zona para bañistas delimitada por boyas. Consciente de ello, el ubriqueño acataba la decisión de los jueces, que le comunicaban su descalificación a su llegada a meta.

 En la sintonía de SER Deportivos, Juanlu ha lamentado que se tomen este tipo de decisiones tan rigurosas en un deporte completamente amateur. Más aún cuando se vio forzado a realizar una maniobra que no duró más de 5 segundos y de la que no sacó ninguna ventaja.

De hecho, la diferencia final entre él y el siguiente clasificado, tras 16 kilómetros de recorrido, fue de más de 4 minutos, lo que pone de manifiesto la intranscendencia de la salida de la zona delimitada.

Pese a la frustración que esto supone, Juanlu Venegas asegura que no reprocha nada a nadie ni guarda ningún rencor, mostrándose más preocupado por mantener impoluta su imagen de buen deportista que huye de cualquier tipo de juego sucio. Juanlu manifiesta en este sentido que tiene la conciencia tranquila ya que el kayak de mar es un deporte minoritario en el que todo el mundo se conoce y todo el mundo sabe cuál es el lugar de cada uno.

El ubriqueño ha querido pasar página y se centra ahora en la prueba de la Copa Portuguesa que disputará este fin de semana en Vila Nova de Milfontes. A la misma acude una vez más junto al granadino Joaquín González y les servirá como preparación para los campeonatos de España y de Europa que se celebran en los meses de septiembre y octubre.

 En este sentido, Juanlu ha destacado la organización de los portugueses de una copa que tiene 11 pruebas y el hecho de enfrentarse a una pareja lusa con la que se medirán en el próximo campeonato europeo.