El estudio, basado en 400 encuestas presenciales, le otorga a la alcaldesa de Ubrique una valoración media de 7,36 sobre diez, siendo además la portavoz con un mayor grado de conocimiento por parte de los vecinos del municipio con un 94,50%.

El barómetro, que arroja un nivel de confianza del 95%, sitúa después de la edil socialista a Manolo Toro, con una nota de 6,79 y un grado de conocimiento por parte de los ubriqueños del 86,1%. Le sigue José Antonio Bautista a quien le conocen según este estudio el 68% de los vecinos, que le dan una calificación de 6,53. Por su parte, Pepi Morales alcanza una nota de 6,39 sobre diez, siendo conocida por un 51,70% de los ubriqueños.

A la pregunta de quién de ellos está más capacitado para desarrollar materias como políticas sociales, planteamientos urbanísticos, mejorar el empleo o interesarse por los problemas de día a día, el 50% señala a Isabel Gómez.

Por otro lado, los ciudadanos también han valorado cómo han evolucionado aspectos de importancia en el día a día. En este sentido, el 50% considera que el turismo ha mejorado, seguido del deporte con un 42,2% de opiniones favorables y el ocio y las actividades culturales con un 40,3%. Por el contrario, el 33,8% de los ubriqueños asegura que el tráfico ha empeorado en los dos últimos años.

El Observatorio de la SER, realizado sobre el Censo Electoral del INE a 1 de marzo de 2018 en el que se incluyen 13.589 personas con derecho a voto, y dirigido por el sociólogo Sebastián Castro, desvelará mañana quién ganaría las elecciones si se celebrasen mañana en el municipio ubriqueño y cómo quedaría conformada la corporación municipal.