El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha anunciado que el departamento que dirige ha ampliado de siete a más de 13 millones de euros el presupuesto de las ayudas destinadas a respaldar proyectos de modernización de industrias previsto en la Inversión Territorial Integrada (ITI) de la provincia de Cádiz. Según el responsable del Gobierno andaluz, esta decisión responde al éxito de demanda que ha congregado la convocatoria, con una resolución provisional que contempla 39 beneficiarios, con la correspondiente generación de empleo y riqueza.

Durante la inauguración de la III Feria del olivar y del aceite de oliva virgen extra de la Sierra de Cádiz ‘Olivera’, que se celebra del 27 al 29 en la localidad gaditana de Olvera, Sánchez Haro ha destacado la “apuesta decidida” de la Consejería por el desarrollo de la provincia con un “presupuesto diferenciado que ha permitido la puesta en marcha de distintas convocatorias de ayudas por un importe de más de 30 millones de euros. Esto viene acompañado, además, según ha añadido el consejero, por el apoyo al olivar, “materializado en un subprograma temático específico que ha puesto ya a disposición del sector en el presente marco comunitario incentivos por valor de 255 millones de euros”, repartidos entre líneas como las ayudas agroambientales, a la agroindustria, a la modernización de explotaciones, el olivar ecológico y al olivar de montaña, este último con una especial incidencia en la comarca gaditana.

Junto a ello, Rodrigo Sánchez ha invitado al sector agrario gaditano a participar “de forma activa” en los fondos que se están convocando al amparo de la ITI en la provincia. En este sentido, ha hecho mención a los más de 10 millones de euros que se han puesto a disposición para impulsar la modernización del regadío y la mejora de la eficiencia energética, un punto en el que ha detallado que “ya tenemos una resolución definitiva para autoproducción y mejora de instalaciones con un incentivo de un millón de euros para la comunidad de regantes de Guadalcacín y otro de 760.000 euros para la de Costa Noroeste. Asimismo, están a punto de resolverse las ayudas para modernización de explotaciones, dotadas con más de nueve millones de euros.

El consejero ha destacado también la puesta en valor de las producciones y de territorios como la Sierra de Cádiz, con “siglos de historia asociados al olivar como fuente de biodiversidad, desarrollo económico y fijación de la población al territorio”. Una prueba de todo ello y de su calidad, ha continuado, es la Denominación de Origen (DO) que ampara su aceite de oliva, un “sello diferenciador” que cuenta con “interesantes recursos para su promoción”. Con ello, el consejero ha aludido, en el caso del virgen extra, a la concesión de más de 280.000 euros en ayudas, con la DO Sierra de Cádiz entre sus beneficiarios, que se han visto reforzados por una nueva orden en 2017 con una dotación de más de 800.000 euros para el aceite otros productos del olivar.