Este jueves comienza, con la recreación infantil, la XIII edición de Sangre y Amor en la Sierra. Hasta el próximo domingo, Grazalema se transporta hasta enero de 1832 para revivir la historia que tiene a El Tempranillo y María Jerónima como principales actores. En esta ocasión, serán interpretados por dos experimentados caballistas como Arnaud Marcé y Clara Calvillo, lo que dará un plus de profesionalidad a las escenas.

En total se llevarán a cabo 36 representaciones en 5 ubicaciones distintas, contando con 75 actores y actrices con frases en sus respectivos papeles y un total de 150 figurantes.

El ‘trabucazo’ de salida lo dará el pregón de Laura Gallego en la noche del viernes, quedando para la noche del sábado el momento álgido con la escena del entierro de María Jerónima y la posterior proyección en exclusiva del tráiler de la película ‘Los Hijos de San Luis’, que se estrena por primera vez para el público.

El crecimiento de esta recreación ha sido exponencial en sus doce anteriores ediciones. En 2018 fueron 17.000 las personas que fueron testigos de Sangre y Amor en la Sierra. Para esta ocasión, el Ayuntamiento de Grazalema ha preparado 500 plazas de aparcamiento y un servicio de autobuses que funcionarán como lanzadera desde la bolsa de aparcamientos al epicentro de una recreación que se presenta como una experiencia integral para disfrutar con los cinco sentidos.