El Grupo de Rescate en Montaña de los Bomberos de Ubrique ha finalizado el fin de semana con dos actuaciones que han contado con algunos factores que dificultaban la realización exitosa de las mismas.

 En el caso del sábado, un vecino de Ubrique de 64 años tuvo que ser rescatado de la zona del Arroyo del Garciago con una fractura de cadera. Los agentes tuvieron que solicitar la presencia de los servicios sanitarios, que procedieron a la inmovilización del cuerpo entero con el colchón de vacío.

Juan Carlos Chacón, jefe del GRM, ha precisado que la actuación del alarmante fue fundamental ya que dio el aviso una vez halló al herido, proporcionó una ubicación muy precisa y se mantuvo en el lugar hasta la llegada del grupo de rescate.

Ya el domingo por la tarde el grupo fue nuevamente activado por un grupo de senderistas naturales de Sevilla que se habían perdido y habían quedado atrapados en una fuerte pendiente entre abundante vegetación en la ladera norte de la Sierra de La Silla. Una zona de difícil acceso incluso para los agentes, que iniciaron la subida desde el Higuerón a las 18:30 horas y lograron encontrarlos a las 20:15. A su llegada le proporcionaron agua y alimentación energética para recuperarlos del agotamiento y los remontaron a la base del Pico Adrión para llegar desde allí hasta el aula de la naturaleza del Higuerón. El servicio finalizó pasadas las 23:30 horas de la noche.