A todos nos ilusona recibir un “me gusta” en redes sociales. Todos disfrutamos de la sensación de recibir un comentario que refuerze positivamente nuestra manera de pensar o la foto que nos hicimos en ese viaje inolvidable, pero, ¿Qué pasa cuando esa necesidad de reconocimiento condiciona nuestro día a día? ¿Es lo que vemos en redes sociales la única realidad de las personas con las cuales las compartimos? ¿Podemos llegar a frustrarnos por sentirnos menos felices que lo que se muestra en las publicaciones de nuestros amig@s?

De todo ello nos habló, hoy en la SER, la psicóloga del centro PSILOG, Patricia Domímguez.