Detrás de cada evento, concierto o feria suspendida hay una situación de desesperación que se agrava.

La industria audiovisual vive un momento crítico que está afectando a muchas empresas y trabajadores, en situación de ERTE por cese de actividad pero con una prestación que, en muchos casos aún no ha llegado desde el mes de marzo, y en otros está próxima a expirar.

 Daniel Rodríguez, propietario de RetraSound sostiene que cuando se habla de cultura se hace de teatro o cine pero no de ese sector que da soporte técnico a todos esos eventos y que son los grandes olvidados de esta pandemia.

En la sintonía de Radio Comarca ha apelado a las diferentes administraciones a que les escuchen y a que les planteen soluciones de manera urgente ya que, de lo contrario, estarían firmando su sentencia de muerte. Entienden que la salud es prioritaria y está por delante de todo esto, pero reclaman ayudas que alivien un período como el verano en el que suelen aumentar su producción hasta un 70%.

Desde el sector no entienden algunas de las medidas o de las condiciones de la nueva normalidad si bien han optado por el camino constructivo. Por ello se han unido y han presentado diferentes propuestas en un proyecto que incluye alternativas como un autocine de verano. Si bien entienden que la mayor parte de las partidas destinadas a fiestas se redirijan a medidas sociales contra la COVID-19, creen que actuaciones de este tipo también redundan en todas estas familias.