El pasado 22 de noviembre Pepe Anillo veía cómo su vivienda era calcinada por las llamas, que acabaron con todo lo que tenía dentro. Una casa heredada de sus padres y donde vivía junto a su perro ‘More’, quien milagrosamente pudo escapar del incendio con quemaduras muy leves y superficiales de las cuales ya se ha recuperado al completo.

 Sin embargo el resto lo perdió y ahora lucha por salir adelante con el apoyo de los vecinos del municipio de Villamartín y de otros puntos de la comarca. Conocido en el mundo del senderismo y las rutas por la montaña, grupos como El Bosque Solidario, Cumbres del Sur y Camino Alto ya han mostrado ayuda a Pepe Anillo, quien no sabe qué hacer ni a quién recurrir.

El villamartinense ahora trabaja para limpiar el hollín y negrura que aún queda en la vivienda, primer paso para poder acceder a las ayudas que prestan administraciones como la Diputación. Pepe Anillo ha señalado que con ello también pretende molestar lo menos posible a los vecinos. El Ayuntamiento le ha dispuesto de material de limpieza y asesoramiento para concurrir a estas ayudas.