El Claustro del profesorado del IES Nuestra Señora de los Remedios ha decidido por amplia mayoría cambiar el sistema de organización establecido desde el comienzo de curso. Tras hora y media de deliberaciones se propuso que desde este pasado martes las clases de 3º y 4º de ESO así como de 1º de Bachillerato sean íntegramente presenciales al igual que los otros cursos que ya lo eran. 

 Una medida adoptada después de “escudriñar” cada rincón del centro y habilitar todo el espacio posible pero también, fundamentalmente, por la adaptación de los alumnos y el personal al protocolo higiénico-sanitario establecido. 

Aun así, el IES no va a desistir a la hora de demandar un aumento de la plantilla del profesorado a la Consejería de Educación para que las ratios alumno/aula bajen y, por tanto, la calidad y la seguridad de las enseñanzas se vean afianzadas. 

El director del centro, Fernando Corrales, ha señalado que se han establecido medidas extra de seguridad y se aplicarán de forma estricta las ya desarrolladas durante las primeras semanas del curso. Además, se cambiarán todas las aulas de los diferentes grupos quedando habilitados los talleres y laboratorios como espacios para acoger a los cursos más numerosos. 

 Con ello, el instituto ubriqueño deja atrás un inicio de curso marcado por la activación del protocolo Covid en varias aulas por positivos de sus alumnos y un sistema semipresencial para 3º y 4º de ESO así como 1º de Bachillerato que ha funcionado de manera desigual en los diferentes grupos.