La primera de las tardes de la Feria de Ubrique 2019 en la caseta de la Hermandad del Nazareno estaba dedicada al Mayor. Durante la primera de las cuatro meriendas solidarias que ofrecerán durante la feria, donde se darán cita unas 500 personas, la Hermandad homenajeó a Pepe Baena y Bernarda Godoy.

Lo hizo por sorpresa, sin que los protagonistas supieran nada, y con la intención de reconocer la labor de ambos durante los 50 años que llevan en el municipio ubriqueño.