El 28 de septiembre ha sido el día elegido por la Hermandad del Cautivo para la inauguración de su Casa Hermandad, la primera que abre sus puertas en Ubrique. El local está situado en la Avenida del Rodezno y supone la culminación de un proyecto muy ambicioso y exigente de dicha Hermandad y en el que lleva inmerso varios años suponiendo un gran esfuerzo económico.

Sebastián Casillas ha analizado el buen estado de salud de la Semana Santa de Ubrique, que ha experimentado un crecimiento exponencial en los últimos años. Para el portavoz del Cautivo aún hay margen de mejora y es optimista ya que, según él, desde hace unos años las diferentes Hermandades y personas que están inmersas en la Semana Santa reman en la misma dirección.

Ello se pone de manifiesto con las diferentes acciones como la tradicional comida que los hermanos del Cautivo llevan a cabo cada feria en la Caseta de la Hermandad del Nazareno y que sirve para aprovechar las sinergias entre colectivos.