El pasado mes de agosto salía a la venta la biografía de Antonio Rodríguez Agüera, que lleva por título ‘Agüera: el pintor de Ubrique’ y que firma Guillermo Sena.

El escritor jienense, afincado en Granada, ha explicado que su relación con Agüera nace en 1971 cuando lo destinan a Arcos de la Frontera y donde establece una gran amistad con él, quedando igualmente enamorado de Ubrique. Tan buena relación guardan que Guillermo Sena no ha necesitado la ayuda de nadie y tan sólo se ha apoyado en algunas notas que tenía de hace años para hacer un homenaje y reconocimiento al artista ubriqueño.

Para Guillermo Sena son fundamentales que todos estos homenajes se realicen en vida y no ha dudado a la hora de alabar la trayectoria de Agüera quien, según sus propias palabras, ha sabido aprender de su maestro, Pierre Matheu, y trasladar a sus cuadros la belleza del municipio. De entre todas las bondades y cualidades de Agüera, el escritor se queda con la vitalidad que desprende a sus 80 años.

En la sintonía de Radio Comarca ha revelado algunas de las anécdotas surgidas a raíz de estos 49 años de amistad y ha confesado que llegó a comprarle en una ocasión 90 cuadros que el ubriqueño expuso en Granada. De ellos aún conserva una buena partida si bien vendió muchos de ellos con el paso del tiempo.