Tras casi un año de gestación, el pasado mes de octubre vio la luz oficialmente un nuevo proyecto de recreacionistas en la Sierra de Cádiz. Se trata de un grupo de personas mayoritariamente procedente de los Romanos de Ubrique y que, en desacuerdo con algunas decisiones del grupo, decidía escindirse del mismo.

La ilusión y las ganas por sumar y dar a conocer pasajes de la historia les ha llevado a formar este nuevo colectivo formado por un grueso de unos 15 miembros pero que en algunos eventos y gracias a familiares ha logrado aglutinar a unas 30 o 40 personas.

Durante estos meses de papeleo y de constitución el Grupo de Recreacionistas de la Sierra de Cádiz ha estado participando de manera altruista en eventos en municipios como Aroche, en la Sierra de Huelva. El Belén Viviente de Prado del Rey de este domingo, 8 de diciembre, ha sido la fecha elegida para su primera actuación de manera oficial con una puesta en escena muy similar a la que harán el próximo sábado, 14 de diciembre, en el Belén Viviente de Ubrique.

El grupo cuenta con integrantes no sólo de Ubrique sino también de Prado del Rey, Zahara e incluso Dos Hermanas y parte de cero desde el punto que se han fabricado todo el equipamiento nuevo de manera artesanal salvo los cascos que han sido comprados en Alemania. El resto, cosido a mano para conseguir un reflejo fiel de la época romana.

No obstante, el colectivo abarca un campo amplio y no se limita sólo al mundo romano sino también tienen un cuerpo de íberos, un grupo de caballero del medievo y de moros y cristianos.