El Grupo de Rescate en Montaña de los Bomberos con sede en Ubrique concluía el puente del Pilar con tan sólo una intervención, la que se produjo el pasado lunes desde las 12:00 hasta aproximadamente las 21:00 horas. Activados por el 085 acudieron al rescate en un corredor del Peñón Grande de un senderista de 42 años, natural de Córdoba. Junto a dos compañeros naturales de Madrid estaba realizando la crestería del peñón sin equipo de escalada. Los tres optaron por bajar por uno de los corredores de la cara sur pero, ante la dificultad y el peligro que entrañaba, decidieron volverse sin que dicho senderista pudiera hacerlo por el agotamiento y el vértigo que le produjo verse en una zona tan expuesta a unos 150 metros de altura.  

Cuatro efectivos del GRM accedieron escalando hasta la zona donde se encontraba y lo remontaron hasta la cresta para, desde allí, descenderlo hasta el sendero del Endrinal.

El jefe del GRM, Juan Carlos Chacón, ha señalado que, si bien lo más frecuente es acudir a rescates por fracturas óseas, la imprudencia y la falta de previsión son también motivos muy asiduos por los que se activa al grupo, que ha saldado con éxito un primer puente otoñal en el que han sido muchos los que han apostado por la Sierra de Cádiz. 

 La experiencia de estos últimos años dice que la previsión para el otoño se mantendrá en torno a una salida por cada fin de semana de media. 

 En la sintonía de Radio Comarca, ha adelantado que están a la espera de que en las próximas semanas se amplíe la plantilla con la incorporación de dos o tres nuevos miembros y la dotación de material que, fundamentalmente, mejore un aspecto tan importante como la comunicación.