Son 8 kilómetros que se ponen a disposición de vecinos y visitantes. Se han invertido 18.000 euros en este proyecto a través de la subvención que el Ayuntamiento obtiene por ser ‘Municipio Turístico’

El Ayuntamiento de Grazalema ha inaugurado este miércoles en un acto en el llamado ‘Llano Grande’, en Benamahoma, los siete nuevos senderos municipales que el Consistorio ha acondicionado para su apertura. Las tareas, coordinadas a través de la concejalía de Turismo, han implicado a distintos departamentos y servicios municipales durante el último año y medio.

Se trata de un proyecto global que prevé la puesta en uso de un total de once senderos, que se ejecutará en dos fases. Esta primera fase, ya concluida, incluye los senderos de la Atalaya, del Hoyo del Tarazón, de las Encinas y los Laureles, del Puerto del Palo, de la Atalaya de los Cochinos, del Llano Grande (donde ha tenido lugar la inauguración) y la conexión entre Grazalema y Benamahoma por el Boyar. Un total de 8 kilómetros y medio que se suman a la oferta de senderos ya existente, ofreciendo, además, diferentes niveles de dificultad: cortos y con elevaciones de más de 200 metros, de mayor longitud y menos escarpados, o largos con elevaciones de hasta 1103 metros de altitud sobre el nivel del mar.

“Los trabajos realizados para la puesta a punto de estos nuevos senderos han corrido a cargo del Ayuntamiento en su totalidad, con personal propio. Desde la tramitación, pasando por los trabajos de desbroce, la colocación de señalización en los mismos con balizas y cartelería informativa hasta la eliminación de una planta invasora en el entorno de la Atalaya que por su expansión imposibilitaba el acceso a la zona”, ha referido el alcalde, Carlos Javier García, durante la inauguración.

Ha explicado que se ha colocado mobiliario de madera realizado por la Cooperativa del Mueble de Benamahoma, concretamente bancos y cancelas persiguiendo un doble objetivo: “Por un lado, poner en valor la artesanía local dotando a estos espacios de un distintivo con un mobiliario artesanal único; y al mismo tiempo visibilizar esta nueva red de senderos, con el fin de indicar a los visitantes que una misma ruta conecta con otros senderos, como sucede concretamente en el caso de El Torreón; también persigue poner en valor el paisaje que envuelve estos caminos, ya que en el caso de los bancos, se han colocado de forma estratégica en puntos específicos a modo de mirador”.

Esta primera fase de actuación se completa además con la señalización de las rutas en el casco urbano con nuevas señales de madera. Desde que este fin de semana fueron destapadas de forma previa a la inauguración de esta tarde, más de 8.000 usuarios se han descargado información de estas rutas a través de los códigos QR incluidos en esta señalética situada en Grazalema y Benamahoma. Además, el proyecto se completa con la entrega en esta primera fase a las casas rurales y bares y restaurantes de Benamahoma de folletos informativos con fotografías, cartografías e información sobre esta nueva red de senderos, guías que también incluyen el resto de la oferta de senderos del Parque Natural e información de interés referente a alojamientos, servicios municipales, transportes, etc.

De esta forma, “se han recuperado antiguos caminos conocidos por los vecinos para que puedan volver a usarse por los propios ciudadanos de Grazalema y Benamahoma, y también para que los visitantes los conozcan en una clara ampliación de nuestros recursos, y apostando por la calidad turística”, ha explicado el alcalde durante la presentación, Estas acciones, han permitido conectar ambas localidades y también conectar con senderos del Parque Natural posibilitando así el acceso a los mismos sin necesidad de usar medio de transporte, como es, por ejemplo, el caso del sendero de El Torreón.

En una nota del Ayuntamiento, se explica asimismo cómo la nueva red transcurre por monte público propiedad del Ayuntamiento. Se continúa trabajando con la Junta de Andalucía para usar también espacios en algunos tramos que se encuentran en montes propiedad de Medio Ambiente. Durante una segunda fase, se ejecutarán los cuatro senderos restantes en consonancia con la ampliación del proyecto en Grazalema, en el entorno de Campobuche.

En total, se han invertido 18.000 euros en este primer proyecto de Benamahoma, a través de la subvención anual que recibe el municipio por la declaración de ‘Municipio Turístico de Andalucía’, obtenida a finales de 2020, siendo Grazalema el primer municipio de interior con menos de 5.000 habitantes en conseguir este reconocimiento. Este año se destinarán otros 5.000 a este programa.

Toda la información sobre las nuevas rutas ya está disponible de forma online en el portal de turismo pinchando en el siguiente enlace: https://turismo.grazalema.es/index.php/rutas/rutas