En Grazalema, las obras en el campo de fútbol ‘Peñón Grande’ ya están a punto de concluir. Tras la colocación de las diferentes capas de césped artificial, solo resta la colocación de un nuevo vallado y la nueva iluminación del propio terreno de juego. Igualmente se va a proceder a la dotación de un sistema de aguas para el recinto, hasta ahora abastecido por un pequeño pozo incapaz de asumir las necesidades del nuevo campo, tanto de riego como de duchas y aseos. Unas obras cuyo punto de partida se marcó a principios de año que no han podido ajustarse a las fechas previstas por el mal tiempo.

Y ya en terreno festivo, Grazalema también prepara su tradicional Romería, en honor a San Isidro para el próximo 27 de mayo. A las 08.30 horas, la iglesia de La Encarnación acogerá la misa de romeros, que será cantada por el Coro Brisas del Pinsapar, iniciándose tras la misma la salida del cortejo romero acompañado por carrozas y caballistas, hacia ‘El Soto’.