El Futsal Prado está de enhorabuena tras conseguir, con creces aunque en la última jornada, la permanencia en la Tercera División Nacional, categoría a la que ascendía el pasado verano. Lo hacía con una agónica victoria por 4-5 en tierras onubenses ante un CD Villalba que no perdía desde noviembre, justo desde el enfrentamiento entre ambos conjuntos en la primera vuelta.

El choque servía igualmente para constatar que el equipo responde ante situaciones de presión y sabe competir en los momentos clave de una temporada.

Así lo ha reconocido su entrenador, Fernando Gutiérrez, quien ha hecho un balance positivo de esta primera fase en la que, al margen de los duelos ante el CD La Palma, gran dominador del grupo, y algún encuentro ‘tonto’, el equipo ha dado la cara y ha ido creciendo, adquiriendo la experiencia necesaria para competir en esta exigente categoría.

Ahora, el Futsal Prado afronta una segunda fase en la que se medirá a los ‘gallitos’ de la categoría. Lo hará sin presión, algo que beneficiará al equipo “de cara a preparar desde ya la próxima temporada” pero también sin renunciar a soñar con dar más de un quebradero de cabeza ante un reto que, en ningún caso, ha sido nunca objetivo del club.

Fernando Gutiérrez ha querido destacar y reconocer el trabajo de todos y cada uno de los componentes, desde los jugadores a la directiva, pasando por utilleros y ayudantes, que realizan con compromiso y dedicación su labor de la mejor forma posible y que ha permitido la situación actual. También ha querido agradecer el apoyo fundamental tanto del Ayuntamiento de Prado del Rey como de los colaboradores.