El Ubrique UD no lograba pasar del empate a 1 frente a El Torno en el primer partido del año 2021 para los de Miguel Domínguez. El cuadro serrano se adelantó a la media hora de juego cuando Fran Domínguez materializó un penalti cometido sobre Ángel Román. El Ubrique fue ligeramente superior y pudo ampliar la ventaja antes del descanso y también tras el paso por el vestuario, pero de nuevo la poca puntería de cara a gol lo imposibilitó. A ello se le sumó la concesión de un nuevo tanto en una jugada desafortunada que acabó con el empate de los jerezanos y que prolonga la mala racha del Ubrique, que tan sólo suma 2 de los últimos 18 puntos posibles, finalizando la primera vuelta en octava posición con 9 puntos en otros tantos encuentros.

Pese a ello, Alberto Ruiz defiende que más que una victoria, lo que necesita el equipo es recuperar las sensaciones. Un partido que les sirva para recordar que siguen siendo aquel equipo que la pasada temporada encandiló a toda la provincia con el buen juego y que llegó a pelear hasta el último momento por el ascenso a División de Honor. El guardameta no tiene dudas de que sacarán “el orgullo de jugadores y de luchar por este escudo”.

Los de Miguel Domínguez reciben, en el inicio de la segunda vuelta, al colista, el Recreativo Portuense. Será este domingo, a partir de las 16:30 en el Antonio Barbadillo, con afluencia de público limitada en función de la normativa vigente. Lejos de marcarse un objetivo a medio o largo plazo, la plantilla ubriqueña se centra en el famoso ‘partido a partido’, afrontando este segundo tramo de competición como nueve finales independientes que hay que ir sorteando una a una.

Lo harán sin haber descansado ni desconectado durante la Navidad ya que han debido disputar cada semana los partidos aplazados en su día. No obstante, Alberto Ruiz sostiene que para nada les está afectando puesto que siguen siendo ese mismo grupo de amigos que, fuera del terreno de juego, mantiene su relación intacta realizando actividades que fomentan la buena sintonía del mismo.