La Fundación López Mariscal ha adquirido un compromiso con Cáritas Parroquial de Ubrique por el que donará unos 7.200 euros en los tres próximos meses. Una cantidad que supone un 25% aproximadamente del gasto en alimentos que precisó el colectivo el pasado 2020 y que garantiza el suministro esencial durante este tiempo para 107 familias, con un total de 229 personas. Se trata, en concreto de casi 60 nuevas unidades familiares con respecto a años anteriores y que nutren sus despensas gracias a un economato que funciona con las aportaciones solidarias de vecinos, Ayuntamiento y colectivos locales, sin olvidar la labor de un grupo de voluntarios que organizan la gestión y distribución de los productos de manera desinteresada. 

Esther Carrasco, colaboradora de la Fundación López Mariscal, ha explicado que esta acción nace de la solicitud de Cáritas ante el incremento de demanda en el municipio. Es por ello por lo que le pidieron que se hicieran cargo de la compra de productos de primera necesidad de sus usuarios. Tras un año de pandemia, el impacto económico y social que está teniendo en muchas de estas familias es bastante considerable. Es por ello por lo que el Economato está viendo cómo sus instalaciones son cada vez más visitadas por nuevas familias que, ante la amenaza de la COVID, buscan la manera más factible de poder alimentar a los suyos. 

La ayuda de la Fundación cumple una doble vertiente ya que no solo se alimentan a las familias más necesitadas de nuestra localidad, sino que además la adquisición de esos productos se realiza en comercios de Ubrique.