La presidenta de Diputación, Irene García, acompañada de la diputada provincial de Empleo, Ana Carrera, ha mantenido un encuentro telemático con alcaldes y alcaldesas de la Sierra de Cádiz con la presencia igualmente del presidente de la Mancomunidad, Carlos García. El objetivo no es otro que agilizar la elaboración de proyectos que la comarca debe presentar a la Federación Andaluza de Municipios y Provincias para concurrir a los fondos europeos Next Generation. 

 La Diputación se está encargando del asesoramiento y recepción centralizada de las iniciativas y, posteriormente, la propia FAMP las recopilará y le imprimirá cierta coherencia para remitirlas a la Junta de Andalucía con fecha límite el próximo día 20. Al respecto de estas ayudas, Carlos García, sostiene que generan mucha confianza y expectativas que espera no se frustren como en otras ocasiones. No obstante, sostiene que trabajan decididamente para que estos planes recojan todas las necesidades del territorio y, lo más importante, sin filtros. 

Los proyectos tienen que contar con una cuantía mínima de inversión de diez millones de euros lo que provoca que se vayan a plantear de manera conjunta para todos los municipios. De igual modo, esta coyuntura favorece que se puedan abordar cuestiones prioritarias para la Sierra que no son posibles de manera ordinaria. Es el caso de un plan de senderos que afecta a 15 de los 19 pueblos de la comarca. 

Carlos García subraya que se han diseñado ya unas líneas maestras que tienen que ver también con el proyecto de Economía Circular, el cual también podría verse beneficiado con una inversión extra para mejoras que no se habían incluido inicialmente. También el déficit en las comunicaciones tendrá un papel prioritario a la hora de concurrir a estas ayudas, con la idea de mejorar tanto las digitales como las carreteras y el transporte público. Además, plantearán inversiones para mejorar los servicios turísticos.