El Ayuntamiento de Grazalema ha aprobado en un pleno extraordinario celebrado bajo todas las medidas sanitarias un fondo de 40.000 euros para ayudas que ha contado con el respaldo unánime de todos los concejales, socialistas y populares.

 Con este fondo se crearán ayudas a empresas obligadas al cierre con la idea de compensar los pagos que tiene que hacer durante este período. Además, han acordado una medida similar en el caso del impuesto de circulación para empresas de transportes y estudiarán otras posibles ayudas a personas vulnerables, las cuales están recibiendo una atención prioritaria.

El Consistorio ha aplazado temporalmente los cobros de IBI e Impuesto de Vehículos a toda la población y ha contactado con las empresas mancomunadas de Básica y Aguas Sierra de Cádiz para que se suspendan temporalmente los cobros de agua y basuras para toda la comarca. Carlos García ha adelantado que los que no estaban en proceso de emisión se paralizarán y que tras el estado de alarma se establecerá un nuevo calendario que garantice el servicio y que se adapte a las necesidades de los vecinos en la medida de lo posible.

Por último, Carlos García ha lamentado la decisión de la Hermandad San Isidro Labrador que ha suspendido la Romería, prevista para el 16 de mayo, y todos los actos que esta conlleva por lo que no realizarán ni el triduo en los días previos, ni habrá elecciones, ni venta de papeletas ni cobro de recibos.