El próximo 24 de noviembre se cumplirán 500 años del viaje que realizó D. Fadrique Enríquez de Rivera a Jerusalén. Un viaje de consecuencias trascendentales en lo referentes a la actual fisonomía de la Villa de Bornos que se convirtió en cuna del Renacimiento de la baja Andalucía. La primera de las estaciones en las que los amigos bornenses rendirán su particular homenaje a la peregrinación de D. Fadrique, está relacionada con la gastronomía. Hasta el próximo 1 de diciembre, diferentes locales de restauración ofrecerán tapas que se solían consumir en la época renacentista. La iniciativa se ha dado en denominar: “Come y bebe como en el Renacimiento con recetas y vinos de la época”. Para fundamentar todas estas antiguas recetas, el Ayuntamiento de Bornos se ha documentado con la ayuda de la UCA.

Una aportación que seguirá dando sus frutos en los sucesivos eventos que se han preparado con motivo de la llegada del día 24 de noviembre.