Este domingo, 15 de septiembre se celebraba la Festividad del Voto en honor a Nuestra Señora de los Remedios, patrona de Ubrique, que procesionaba siete días después las calles del municipio serrano. Lo hacía con una gran afluencia de público, que abarrotaron las estrechas calles del Casco Antiguo dejándonos imágenes excepcionales. Con ello se vuelve a poner de manifiesto una vez más, la devoción que los ubriqueños le tienen a su patrona.

La lluvia caída el pasado 8 de septiembre hizo que no se pudiera disfrutar plenamente, algo que sí se hizo este domingo. La procesión dejó algunos momentos imborrables como el siempre difícil paso por el Peñón de la Becerra, el recorrido por la Calle Torre con las alfombras de sal que se prolongaron más de 200 metros o la parada en el San Antonio. Allí José Manuel Ríos volvió a emocionar recitando su nueva poesía hacia la imagen y tuvo el honor de hacer la levantá. Juan Baena, capataz del paso, ha resaltado la labor que hacen su cuadrilla de costaleros, sobre todo en puntos especialmente delicados como ese.

Pese a vivir estos días grandes recientemente, la actualidad de la Hermandad de los Remedios no cesa, si bien ya este lunes Juan Baena y su contraguía, Juan Miguel López, se reúnen para valorar exhaustivamente estas dos salidas procesionales y analizar los aspectos a mejorar. Además, seguirán reuniéndose el primer lunes de cada mes para ir organizando las próximas actividades que llevarán a cabo.