Este lunes, la provincia de Cádiz entra en la denominada Fase 1 de la desescalada, una etapa marcada por la apertura de terrazas de bares y restaurantes y por la posibilidad de reuniones de hasta 10 personas siempre que ninguna de ellas tenga síntomas de coronavirus ni entre en ninguno de los grupos denominados de riesgo.

 Seremos muchos los que nos enfrentaremos al síndrome de la cabaña, un conjunto de síntomas que sentimos después de estar tanto tiempo aislados en casa y en el que nuestro cuerpo deja de generar la necesidad de los hábitos sociales que teníamos antes del confinamiento. Desde el Centro Psicosanitario Galiani, su director, José Antonio Galiani, asegura que no hay que vencer al síndrome sino que hay que convencerlo

José Antonio Galiani reconoce que el confinamiento ha tenido aspectos positivos pero subraya que no podemos pensar que son mejores que la socialización, la cual considera necesaria. De cara a esos encuentros que mantendremos a partir de ahora, sabe que es casi imposible estar rodeado de gente a la que queremos y no caer en la tentación de comunicarnos de manera más gestual.

 En palabras del propio José Antonio Galiani, la Fase 1, al igual que el resto de fases y todo este período que nos ha tocado vivir, no deja de ser sino un experimento. Ahora vendrán tiempos en los que los españoles nos quitaremos las máscaras, que no las mascarillas. En la sintonía de la Cadena SER ha señalado que aventurarnos a asegurar cómo nos vamos a comportar no es más que lanzar hipótesis sin certeza.

 Lo que sí tiene claro es que tras una etapa donde el himno ha sido el ‘Resistiré’ ahora debe ser el aprenderé. “Ahora veremos si realmente hemos aprendido algo”, comenta. En cuanto a la manera de afrontar la situación, José Antonio Galiani puntúa que no hay mejor camino que el de la esperanza.

 Por último, José Antonio Galiani ha querido recordar y reconocer la labor que presta la Fundación López Mariscal, que continúa con su servicio de atención psicológica gratuito a través de este centro. Aquellos que así lo quieran pueden llamar o enviar un mensaje de voz a través de Whatsapp al 608.749.992. A día de hoy ya se han superado las 200 llamadas.