Espera cierra con éxito su feria Cruz de Mayo con una gran afluencia de público. Personas de diferentes puntos de la provincia han disfrutado de la primera feria de la Comarca, un año en el cual según nos contaba el alcalde espereño, Pedro Romero, ha destacado la falta casi total de incidentes, no teniendo que lamentar ninguno de gravedad media o alta.

Entre otras cosas, el primer edil de Espera, ha resaltado como asignatura pendiente para los próximos años, la eliminación de la altísima cota de ruido que impera en las casetas del Real. Algo que pretende ser combatido, incluso con medidores oficiales que permitan disminuir la sonoridad principalmente durante la mañana o la tarde.

En la SER hablamos con Pedro Romero.