El virus que lleva con nosotros más de 100 días ha acabado llevándose por delante la considerada como prueba de carretera más importante de la provincia: el Rallye Sierra de Cádiz.

Previsto para los días 18 y 19 de Septiembre, la Escudería Sur lleva todo el mes de junio haciendo gestiones para intentar sacarlo adelante pero se han visto obligados a tomar la decisión “más dolorosa”. Paco García Galera, presidente de Escudería Sur reconocía que no les coge de sorpresa y que era prácticamente la única opción que les quedaba.

Aunque septiembre se ve muy lejos, una prueba de esta envergadura lleva tres meses de trabajo y desde la organización aseguran que no se puede avanzar en el desarrollo de esta edición si no están claros los apoyos con los que se puede contar.  Cuatro de los siete ayuntamientos que apoyan el Rallye habían anunciado que prefieren pasar a 2021 y de los otros tres, solamente uno se ha pronunciado de forma favorable, faltando también la respuesta de otras instituciones.

 Igualmente esta crisis ha afectado de forma importante a los patrocinadores que cada año apuestan por esta cita, por lo que seguir adelante con nuestra prueba más emblemática en estas condiciones era una auténtica locura, tal y como manifestaba Galera. Y es que, si algo tenían claro desde Escudería Sur es que no querían hacer “un churro” que echara por tierra el prestigio del nombrado como ‘Mejor Rallye de Andalucía’ en los dos últimos años.

La presente edición del Rallye Sierra de Cádiz sería la número 24 y debería tener su sede en Grazalema. De cara a 2021 ello no variará y lo que se hace es posponer el evento tal y como estaba previsto un año más. Para entonces, Paco García Galera espera contar con el respaldo de las administraciones y el apoyo de todos los aficionados.

 La entidad gaditana quiere hacer llegar a aficionados y participantes su malestar por haber tenido que tomar esta dura decisión, que no ocurrió nunca desde que en 1997 se puso en marcha la 1ª Edición y el Campeonato de Andalucía de Rallyes se quedará huérfano este año sin la presencia del Rallye Sierra de Cádiz.

 Aunque su prueba más compleja y costosa no pueda llevarse a cabo este año, la Escudería Sur seguirá trabajando para sacar adelante el resto de pruebas que tiene programada para 2020, que en lo tocante a pruebas de carretera serían la Subida a Vejer y la Subida a Castellar, ambas valederas para el Campeonato de Andalucía de Montaña. Y en cuanto a los Slaloms también valederos para el certamen andaluz: San Fernando, Arcos y Conil.