Ya está prácticamente todo dispuesto en el IES Las Cumbres para acoger a los alumnos de cara al curso 2020/21. Un centro de carácter comarcal, que recibe jóvenes de varios puntos de la Sierra de Cádiz y que, atendiendo a una circular de la Consejería de Educación del pasado 3 de septiembre, ha optado por un modo de enseñanza semipresencial para los alumnos a partir de 3º ESO. 

 El documento de la Junta recoge la posibilidad de acogerse a este modelo por la independencia que tienen los niños a partir de esa edad para quedarse en casa realizando sus tareas escolares mientras los padres trabajan. De esta manera, los alumnos de cada clase se dividirán en dos para asistir a clases en días alternos. Ello permite que en el centro tan sólo estén la mitad de los estudiantes, garantizando la distancia de seguridad y disminuyendo la posibilidad de contagio. Los alumnos irán siempre con mascarilla y no se mezclarán diferentes grupos de convivencia escolar. El director del IES, Antonio Macías, ha señalado que la posibilidad de contagio dentro del centro es mínima e inferior a la que puede existir en la calle. 

Igual ocurrirá con el servicio de transporte escolar, indispensable en un centro que se encuentra a las afueras de Ubrique y en el que están escolarizados vecinos de pueblos como Villamartín, Prado del Rey, El Bosque, Benaocaz, Villaluenga o Grazalema. En el autobús, pese a que estará igualmente al 50% de su aforo, también será obligatoria la mascarilla. El protocolo COVID contempla una entrada y salida escalonada de los alumnos. 

Este modelo de enseñanza semipresencial, no mermará en gran medida el ritmo de la docencia y del temario previsto para todo el año ya que las explicaciones serán más ágiles y más eficaces al disponer de menos alumnos. El ritmo previsto por tanto será muy similar siempre y cuando el estudiante trabaje los días que se quede en casa. 

Dentro de las medidas adoptadas, y realizando un esfuerzo extra, han logrado sacar una cuarta línea para los cursos de 1º y 2º de ESO, que quedan ahora con unos 18 alumnos cada una en lugar de 25. 

 Por último, Antonio Macías ha indicado que se han previsto medidas especiales para alumnos más vulnerables por tener alguna patología. En todo momento estarán controlados y se les ubicará en sitios preferentes en las diferentes aulas.