Este viernes comenzaban las labores de desinfección de las zonas públicas en Ubrique, focalizadas en las inmediaciones de los establecimientos que en la actualidad pueden abrir al público y en los puntos en los que se agrupan los contenedores. Isabel Gómez ha resaltado que, ante la falta de indicaciones precisas del Gobierno, las personas capacitadas dentro de su equipo han establecido este protocolo en función a su conocimiento respecto a la resistencia del virus.

La alcaldesa de Ubrique espera que las calles del municipio queden aún más vacías después de que la práctica totalidad de las empresas, al menos las que mayor volumen de trabajadores tienen, hayan cerrado sus puertas quedando los marroquineros ya confinados en sus casas. Isabel Gómez defiende que el equipo de gobierno ha hecho todo cuanto ha estado en su mano y ha reiterado que en ningún caso podían haber procedido a obligar al cierre.

En la sintonía de Radio Comarca ha mostrado su preocupación ante la falta de sistemas de protección de las trabajadoras del servicio de ayuda a domicilio. La primera edil ubriqueña ha anunciado que tanto desde la Diputación como desde Subdelegación les aseguran que los equipos están al llegar, algo que no ha ocurrido de momento en ningún municipio de la provincia.

Por último, Isabel Gómez ha recordado que Ubrique sigue sin presentar ningún positivo por coronavirus si bien no esconde que hay vecinos en cuarentena en sus respectivos domicilios tal y como dicta el protocolo ante la aparición de algunos síntomas relacionados con el COVID-19. En este sentido asegura que Sanidad no reporta la cifra exacta y subraya encarecidamente la obligatoriedad que tenemos de cumplir las normas sanitarias establecidas en este estado de alarma para mantener esta situación sin casos positivos.