Este martes se ‘cierra’ el curso político a nivel municipal en Ubrique con la celebración del pleno ordinario relativo al mes de julio en la Ermita de San Pedro. Una sesión que no incluye en su orden del día ninguna moción ni propuesta de ningún partido político, que aguardan a los cambios que pueda traer agosto en lo que a la realidad que vivimos se refiere.

En la previa de este pleno, el primer teniente de alcaldesa, Manuel Ángel Chacón, ha señalado que más que un curso, se cierra una etapa de una legislatura en la que habrá que ir cubriendo todas las que se vayan planteando. En este sentido ha destacado la dificultad de estar a la altura ante un problema que no conocíamos y para el que no disponían de las herramientas necesarias. Es por ello por lo que ha vuelto a agradecer el comportamiento ejemplar de los ubriqueños y ubriqueñas.

Además de cuestiones como las ayudas impulsadas para autónomos y pymes, y las mascarillas reutilizables repartidas entre los vecinos de manera gratuita, Manuel Ángel Chacón ha querido resaltar el modelo de desinfección que han llevado a cabo en calles y puntos como el Centro de Salud, Residencia de Ancianos o establecimientos de primera necesidad que se han mantenido abiertos durante el confinamiento. Lejos de otras medidas como tractores o arcos para vehículos, puestas en marcha por localidades más pequeñas, en Ubrique la efectividad y eficiencia se ha alcanzado de otra manera dadas las características de la población, cerca de ser una ciudad.

En la sintonía de Radio Comarca ha explicado que se siguen llevando a cabo estas labores si bien se hacen ahora de otra manera, centradas en instalaciones que antes no estaban abiertas y que ahora sí hacemos uso de ellas como los parques infantiles o las deportivas. Además, en estos días se está llevando a cabo una de las dos limpiezas a fondo que se hacen anualmente en la Avenida de España.

También deberán reforzar la desinfección en los colegios, de cara a la vuelta a las clases en el mes de septiembre. En este sentido, ha reivindicado una mayor ayuda de la Junta de Andalucía, que tan solo ha destinado a Ubrique unas 500 mascarillas por las 39.000 aportadas por una administración como la Diputación de Cádiz.