La Policía Local de Ubrique ha hecho balance de los tres meses que ha durado el estado de alarma.

Un periodo en el que se han visto obligados al sobreesfuerzo que supone adaptarse contrarreloj a una situación nueva para todos y que nadie esperaba.

 El jefe del Cuerpo, José Benítez, ha reconocido que nadie pensaba que íbamos a vivir una situación tan drástica pero ha vuelto a poner de manifiesto la responsabilidad de “un 90 y pico por ciento alto de ubriqueños” que han cumplido con las medidas impuestas.

De hecho, en todo este tiempo tan sólo se han interpuesto un total de 120 denuncias a personas físicas y 4 a establecimientos que, puntualmente, no han cumplido con lo dictado por las autoridades sanitarias. Unas cifras muy por debajo de otros municipios del mismo tamaño que Ubrique.

 José Benítez ha recordado que, durante todo este tiempo, la función principal tanto suya como de todos los agentes ha sido la de educar e informar de una manera pedagógica a la altura del Cuerpo de Seguridad más cercano.

Un comportamiento que no dejan de lado en esta nueva normalidad, en la que seguirán priorizando esta forma de actuar. José Benítez ha querido agradecer el trato recibido por todos los ubriqueños a los que han hecho felices con una simple felicitación de cumpleaños o la entrega de un diploma simbólico. Ahora toca mirar al futuro con esperanza, ilusión pero también con mucho trabajo.