El proyecto del CD Ubriqueño FC, que vive su segunda temporada de vida, sigue dando pasos adelante en la consolidación como club y en la forma de competir ante rivales que le superaban holgadamente hace unos meses.

 Así lo han puesto de manifiesto los entrenadores de los dos equipos que tienen en liza para este año, Alfonso García y Luis Miguel Fernández, quien han destacado la evolución de sus chicos por cada semana que pasa.

 En el caso de los cadetes, el conjunto dirigido por Alfonso García caía por 3-5 ante el Ubrique UD en un choque que se decidió en los minutos finales. Los chicos del Ubriqueño, pese a solo haber sumado una victoria en la primera vuelta, han pasado de salir goleados en muchos campos a plantarle cara a conjuntos que tienen un mayor ritmo competitivo adquirido a lo largo de estos años atrás.

 Su técnico cree que la segunda vuelta será distinta y con una dosis extra de confianza, “de creérselo”, y la pizca necesaria de “suerte para que entre la pelotita”, los resultados serán muy diferentes.

 Por su parte, el infantil caía derrotado en el derbi ante el Ubrique UD por 0-3, un resultado que les hace perder la cuarta posición en detrimento del Jédula Balompie. Luis Miguel Fernández ha explicado que el parón navideño les ha frenado la buena racha de juego y resultados.

 No obstante, se muestra contento con la marcha de sus jugadores, los cuales mejoran técnica y tácticamente gracias a la disciplina de los entrenamientos y las charlas. El técnico ha valorado la iniciativa de este club y la filosofía humilde, factores que le hicieron inclinarse por volver a su pueblo a entrenar tras unas últimas temporadas en el Juventud de Prado del Rey.