Mucho se equivoca aquel que dé por muerto al Ubrique UD y piense por un momento que no va a pelear hasta el último segundo. Tanto como lo hizo en el día de ayer para doblegar a un Chipiona CF que llegó al minuto 80 de partido en el Antonio Barbadillo con ventaja por 1-2 en el marcador. 

 Peluca adelantó a los ubriqueños a los 20 minutos de un partido en el que prácticamente todas las ocasiones de gol que tuvieron ambos conjuntos se materializaron. El Chipiona lograría el empate antes del descanso y, tras la reanudación, le dio la vuelta al electrónico. Sin embargo, y al contrario que en otras ocasiones en las que el equipo de Miguel Domínguez ha obtenido menos recompensa de la que merecía, en esta ocasión sí que salió cara gracias al empuje del cuadro serrano. 

Parra, en el 80, y Paco, ya cuando agonizaba el tiempo reglamentario, firmaron los tantos de la remontada que dejan al Ubrique con las opciones intactas de colarse entre los 5 primeros. El técnico ubriqueño ha destacado el orgullo que sacó el equipo para llevarse la victoria en un partido en el que no encontraron en ningún momento buenas sensaciones y en el que la lluvia dificultaba la elaboración de un juego vistoso. 

El Ubrique UD dio el primero de los tres pasos que debe dar si quiere seguir aspirando a pelear con los mejores de la categoría al sumar los tres puntos en el primero de los tres choques que tiene de manera consecutiva como local. El lunes, 1 de marzo, recibe la visita del Villamartín, y seis días después llegará al Barbadillo el que hasta ayer era líder en solitario de la categoría, el Jerez Industrial. 

 Paco Pérez reconoce que las cuentas son tan sencillas y claras como complicadas a la hora de llevarlas a la práctica y todo pasa por sumar seis puntos en estos dos complicados partidos ante dos rivales de gran entidad. 

El Ubrique es sexto con 21 puntos, los mismos que el Algaida que es quinto, aunque el conjunto sanluqueño tiene un partido menos. 23 suman Trebujena y Roteña, tercero y cuarto respectivamente, mientras que el otro equipo de la Sierra de Cádiz, el Villamartín, es séptimo a tres puntos del Ubrique, aunque con un partido menos. El derbi marcará el devenir de ambos conjuntos en lo que resta de competición.