El Ubrique UD conseguía en el día de ayer su segunda victoria consecutiva en la segunda jornada de esta segunda vuelta y la primera como visitante en lo que va de temporada. El cuadro serrano derrotó, a domicilio, a la UD Roteña por 0-1, con un tanto de Paco en la segunda mitad. Concretamente en el minuto 65, le caía la pelota en la frontal del área tras un error defensivo de la zaga local y, con tranquilidad, resolvía con un tiro con el interior de su pie derecho que se colaba pegado a la base del primer palo. 

 Los de Miguel Domínguez fueron superiores a un equipo que venía de un ‘maratón’ de cuatro partidos casi sin descanso después de que un brote de COVID-19 en la plantilla les obligara a suspender varios partidos y, evidentemente, los entrenamientos. 

Pero también fueron superiores en esos aspectos que no precisan del físico como la intensidad, la actitud y el compromiso, que se tradujo en superioridades numéricas continuas, en una presión alta que propiciaba robos en zonas de peligro y a la hora de ganar todos los balones sueltos o rechaces. 

 La Roteña pareció entrar mejor plantada al terreno de juego y a punto estuvo de aprovechar dos indecisiones de la defensa ubriqueña, la segunda de ellas en el minuto 14. A partir de ahí se fue diluyendo y el Ubrique comenzó a tomar el protagonismo con hasta tres ocasiones en las botas de Juanmi y Peluca y en la cabeza de este último, con un remate a bocajarro que salvó un buen guardameta local. 

 En la segunda mitad, los locales apretaron, y gozaron de su mejor ocasión del partido con un remate de Méndez que, milagrosamente, salvó Alberto con los pies. Fue el preámbulo del gol de Paco, a partir del cual, el Ubrique supo dormir el encuentro hasta el punto de no sufrir ningún acercamiento rival con mucho peligro. 

Los ubriqueños se colocan ahora, provisionalmente, en quinta posición empatado con la Roteña que es cuarta. El resto de equipos se mantienen con un partido menos después de que las nuevas medidas de la Junta, motivadas por la situación de la pandemia, obligaran a suspender el resto de encuentros.