El Ubrique UD empató a uno en el duelo que le medía al Jerez Industrial, uno de los favoritos al ascenso a la División de Honor. Parra adelantó al cuadro serrano en el minuto 76 de partido superando al portero por arriba con un leve toque tras recibir dentro del área una buena asistencia de Peluca que había recibido y bajado un balón largo. El visitante Juan Benítez, cuando todo parecía indicar que los tres puntos se quedarían en el Antonio Barbadillo, cazó un balón en la frontal del área tras un mal despeje de la defensa local y puso el balón pegado a la base del poste imposible para Alberto. 

 El choque estuvo condicionado por las dos expulsiones directas, una para cada equipo. Víctor Castro vio la tarjeta roja al filo del descanso, cuando más sólido se había mostrado su equipo. El Jerez Industrial viajó a Ubrique con las ideas muy claras del partido que querían hacer, por dónde pasaban sus opciones y cuáles podían ser los puntos en los que podían hacerle daño a los de Miguel Domínguez. 

 No obstante, estos estuvieron muy serios y sufrieron algo más tan sólo cuando aparecía Manuel Caballero en zona de tres cuartos. Suyo fue el centro en el minuto 16 de partido al que no llegó a rematar Juan Rosillo en el punto de penalti. 

 El Ubrique no se amilanó ante un equipo al que ya le dio algún susto en tierras jerezanas y que deja jugar la pelota como le gusta a los serranos. Fran, Peluca y Paco tuvieron las mejores, este último tras una buena jugada de Lolo que cayó en el área reclamando penalti.  

 Tras el paso por vestuarios y con superioridad numérica, los de Miguel Domínguez gozaron de las mejores ocasiones. Luisru finalizó con un tiro que atrapó bien Rubén Zarzuela una buena asociación en la frontal entre Paco y Peluca. Posteriormente fue Fran Domínguez quien se encontró con un acertado portero visitante tras una jugada en solitario. 

 La expulsión de Mario Chacón igualó las fuerzas y de nuevo el Jerez Industrial se acercó con peligro a la meta de Alberto siendo Juan Rosillo y Manuel Caballero los más activos. Ambos equipos trataron de encontrar los huecos que dejaban las defensas, fruto también del desgaste físico. Sin embargo, ninguno lograría llevarse los tres puntos y al tanto de Parra, respondió in extremis Juan Benítez para igualar la contienda y dejar un reparto de puntos que no terminó de contentar a ninguno. 

 El Ubrique, que esta temporada sí se está mostrando fuerte en casa donde ha sumado 20 de 27 puntos, queda quinto, un punto por encima del Algaida, que tiene un partido menos y, además, es su rival en la última jornada. De ese choque dependerán las opciones de los serranos que, en cualquier caso, viajarán a Sanlúcar dependiendo de sí mismos. Eso sí, con una gran desventaja para poder aspirar al ascenso.