Las altas temperaturas registradas este fin de semana extremaron la dureza de una prueba exigente ya de por sí, los 101 kilómetros de Ronda. La jornada se saldó con 1480 abandonos en la carrera a pie y 260 en la de mountain bike si bien todos los atletas están fuera de peligro y se recuperan en sus respectivas casas desde el mismo lunes, día en que dieron el alta hospitalaria a la última deportista que quedaba ingresada.

En cuanto a los ubriqueños, Andrés Cintado concluyó 15º de la general y 5º de la categoría Veteranos A en la prueba de MTB, finalizando con un tiempo de 4 horas y 31 minutos. En la prueba de marcha individual lograron acabar Daniel Menacho (16:27); Jesús Casillas y Paqui Carrillo (18:33); Juan Carlos Domínguez y Francisco Javier Gómez Lobo (19:36) y José Antonio Ramírez Vela (22:11).

Por equipos, Noelia Barea se subía al podio con su equipo Mariposas Invictus, siendo terceras de la general y segundas de las civiles 15 horas y 48 minutos. La ubriqueña ha asegura que la causa por la que corrían les dio alas durante el recorrido y ha repasado en SER Deportivos los momentos más importantes de la carrera en la que sus compañeras no dudan en señalarla como la líder que tiró del carro y mantuvo los ánimos por las nubes.

El otro equipo que partía con el mismo objetivo de visibilizar la enfermedad de piel de mariposa, el masculino, concluía sexto de la general y cuarto de la clasificación de civiles, con una marca de 14 horas y 18 minutos, quedándose a 8 minutos de subir al podio. En SER Deportivos hemos hablado con uno de los ubriqueños que conformaba el equipo, Juan Barea, que se queda con la solidaridad que les ha rodeado a todos los niveles, tanto de los que han colaborado de una manera u otra con la causa, de los que les dieron su aliento durante la carrera o la que mostraron ellos mismos en momentos de dureza y flaqueza para poder conseguir la bonita imagen de la llegada a meta. Además de Juan Barea, el equipo estaba formado por los también ubriqueños Ildefonso Cózar, José Manuel Orellana y José Manuel Villarte, además del abulense Raúl Barriocanal.