José Antonio Chacón, nieto de una usuaria de la residencia de ancianos de Ubrique, ha denunciado ante la Guardia Civil la “deficiente atención” incluso “prácticamente de abandono” durante los últimos días del mes de marzo, que recibieron tanto su abuela como otros muchos residentes de este centro por parte de la dirección.

 El escrito presentado explica que “debido a las negligentes decisiones tomadas unilateralmente, nunca sabremos si mi abuela, de haber sido atendida con el trato médico correcto, podría haber superado la enfermedad o no. Lo que sí sabemos es que en caso de que no hubiera posibilidad de superarla, al menos habría muerto con unos cuidados paliativos del que creo que en pleno siglo XXI es merecedora cualquier persona independientemente de su edad”.

El grupo de homicidios de la Guardia Civil de Cádiz ya se ha puesto en contacto con José Antonio Chacón y continúa con su investigación de los hechos. No obstante, baraja la posibilidad de acudir en estos días a la Fiscalía Provincial una vez los Juzgados de Ubrique ya están abiertos. Su intención –reconoce-, no es otra que saber cuál fue el trato que recibió su abuela y, en el caso que la justicia lo estime oportuno, se depuren responsabilidades y se decida si la dirección del centro está en condiciones y capacitada para atender a personas.

En la sintonía de Radio Comarca ha denunciado la “desinformación total” y la “negación” sobre lo que ocurría dentro de las instalaciones que ha recibido tanto él como su familia. Incluso intentó sacar a su abuela de la residencia y aislarse con ella, algo a lo que la dirección del centro le respondió que era “imposible además de innecesario”.

 José Antonio Chacón reconoce que ha percibido miedo por parte de algunos trabajadores y falta de confianza en la justicia por parte de familiares y pide apoyo de estos últimos para que se unan a la causa si bien está convencido de seguir adelante aunque sea en solitario.