La delegada territorial de educación, Remedios Palma, junto con el alcalde de Grazalema, Carlos Javier García, han visitado el Colegio Público Rural (CRIPER) de Benamahoma en la inauguración de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y el resto de Enseñanzas Medias de este nuevo curso escolar.

En primer lugar, la delegada de Educación ha señalado que el nuevo curso arranca en la provincia con un aumento del profesorado, con una importante apuesta por la Formación Profesional y también con la buena noticia de que Grazalema disponga de un instituto propio, ya que durante muchos años ha sido dependiente del IES Las Cumbres de Ubrique. “Es una gran satisfacción poder dar respuesta a esta demanda histórica de la localidad, ya que el centro tiene entidad suficiente y cuenta con un equipo directivo altamente cualificado y consolidado que además tiene su reflejo en los buenos resultados académicos de sus alumnos y alumnas”, afirmó.

Durante la visita al colegio de Benamahoma, Remedios Palma ha mostrado su satisfacción por poder atender la petición de los padres y madres para que el centro ofrezca este curso la Enseñanza Secundaria Obligatoria, y ha querido recalcar que “a pesar de las dificultades, la Junta de Andalucía sigue apostando por llevar recursos a todos aquellos lugares donde lo precisan, y en este caso ha sido sensible a las necesidades de la comunidad educativa de esta localidad”.

Por su parte, el alcalde ha agradecido la actuación de la Administración, no solo porque Grazalema ya tiene su propio instituto y porque los estudiantes de Secundaria puedan permanecer en Benamahoma, sino también porque “con estas actuaciones la Junta de Andalucía demuestra una importante sensibilidad hacia las zonas rurales, combatiendo el problema demográfico que sufrimos con el mantenimiento de servicios públicos tan fundamentales como son la educación y la sanidad, permitiendo así que la población siga fijada al territorio”.

Finalmente, la representante de la AMPA del colegio de Benamahoma ha expresado que “hoy es un día de alegría para los padres y madres de este colegio, por un lado porque las necesidades que se demandaban han sido satisfechas, una realidad que no hubiera sido posible sin la labor y el apoyo del Ayuntamiento y sin la comprensión de nuestra delegada de Educación; y por otro lado, porque gracias a esta actuación vemos reforzada la calidad de la enseñanza de nuestros hijos e hijas, que es el objetivo fundamental”.