Este miércoles, 18 de noviembre, 413 vecinos de Villamartín estaban citados de manera aleatoria por la Junta de Andalucía para someterse a una prueba de antígenos masiva con la intención de obtener una fotografía fija de la incidencia real del virus en una localidad que suma a día de hoy un total de 166 positivos en las últimas dos semanas para una tasa por cada 100.000 habitantes de 1.366.

En función de los resultados, el gobierno autonómico decidirá, o no, pasar a Villamartín al grado 2 del nivel 4 de alerta en el que ya están zonas como Granada y que cuenta con unas mayores restricciones de movilidad.

Por parte del Ayuntamiento, el alcalde, Juan Luis Morales, ha mostrado toda la colaboración posible para la realización de este cribado, cediendo instalaciones, materiales e incluso personal. En cuanto a las medidas, recuerda que los Consistorios no disponen de competencias más allá de la limpieza y desinfección de las calles, adecuación de las dependencias municipales y labores de concienciación sobre sus vecinos.

Juan Luis Morales ha agradecido la gran respuesta de sus vecinos ante la llamada voluntaria para participar en este cribado, lo que demuestra también la cooperación de los mismos en la contención de la expansión del virus.