La alcaldesa de Prado del Rey, Vanesa Beltrán, ha anunciado que ha solicitado formalmente a la Junta de Andalucía la realización de un nuevo cribado que muestre la incidencia real de un virus que, en esta tercera ola, está suponiendo una auténtica pesadilla para los vecinos pradenses.  A día de hoy, el municipio cuenta en los datos oficiales con 66 casos activos, es decir, detectados en los últimos 14 días, y una tasa de 1.177,5 positivos por cada 100.000 habitantes. 

Vanesa Beltrán no ha escondido la preocupación que supone una situación como esta en la que los casos están descontrolados con varios focos activos y sin relación entre sí y, lo peor de todo, con varios mayores a los que el virus está atacando con una sintomatología mayor. No obstante, la edil pradense confía en salir adelante gracias, entre otras cosas, a la experiencia acumulada en estos meses de pandemia. 

Si la tasa se mantiene por encima de los 1.000, el Comité Territorial de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto, en su reunión del próximo lunes, acordará el cierre de todos los establecimientos no esenciales de la localidad por un período de, al menos, 14 días. Por todo ello, Vanesa Beltrán ha anunciado que desde el Ayuntamiento ya trabajan en la creación de nuevas líneas de ayuda a los comercios locales ya que la situación económica se agravará en las próximas semanas.