El alcalde de Grazalema, Carlos García, ha manifestado que a día de hoy son 16 los casos activos en el municipio además de los resultados pendientes de 6 pruebas PCR

Una cifra que situaría la tasa de positivos por cada 100.000 habitantes en torno a los 700. El edil grazalemeño entiende que sería una tasa preocupante en ciudades mayores, pero no en pueblos con 2.000 vecinos como el suyo.

Además, asegura que existe una trazabilidad de los positivos. Desde la Junta de Andalucía le trasladan que la situación está controlada en la localidad. 

Carlos García ha adelantado que, por todas estas cuestiones, ni desde el Ayuntamiento a nivel municipal ni por parte del gobierno autonómico, que tiene la competencia al respecto, se van a tomar de momento ninguna medida restrictiva. Tampoco se realizará un cribado entre la población ni se le someterá al confinamiento del que se ha hablado y se ha rumoreado entre vecinos del municipio y del resto de la comarca. No obstante, se antoja más imprescindible que nunca extremar todas esas medidas de distanciamiento e higiene personal vigentes desde el decreto del estado de alarma. Por parte de la Policía Local y la Guardia Civil se llevará a cabo la vigilancia sobre las personas que deben guardar cuarentena obligatoria en casa. 

En la sintonía de Radio Comarca, el alcalde de Grazalema ha subrayado que ninguno de estos casos está relacionado con el turismo ni con la afluencia registrada el pasado puente. Carlos García ha abogado por un turismo sostenible, lo que también implica la responsabilidad de cada uno a la hora de visitar un destino u otro.

En este sentido ha querido lanzar un doble mensaje sin que suene a reclamo: a quienes les visitan les ha recordado que son y siguen siendo un destino seguro y a sus vecinos les ha trasladado que el virus convive entre ellos.

Al respecto ha señalado que es en esos ámbitos en los que nos relajamos donde más probabilidades hay de que el contagio se extienda y, por tanto, hay que extremar el cuidado en esos entornos en los que nos quitamos la mascarilla como en las reuniones familiares.

Carlos García ha concluido adelantando que en los próximos días también se reunirán alcaldes y alcaldesas de la comarca para tomar decisiones en materia turística para que imágenes por todos vistas recientemente no se vuelvan a repetir sin que ello repercuta negativamente en todas esas familias que viven del sector en la comarca.