Un juzgado ha condenado al poeta Dario Frías a quince meses de prisión por plagiar poesía y lucrarse con ello

Además tendrá que decomisar la obra y el dinero de los premios e indemnizar al poeta arcense, Jorge de Arco.

Aunque en España se han realizado otros juicios por plagio literario, éste es el primero que tiene una resolución por la vía penal, debido al «ánimo de obtener un beneficio económico ilícito», como dicta la sentencia

El poeta se dio cuenta que había sido plagiado debido a que  en febrero de 2016 entro a la librería madrileña Hiperión y compró el poemario ‘Volverse sombra’, ganador del premio Alfons el Magnànim de la diputación de Valencia. Al leerlo, detectó que su autor, Darío Frías había copiado nueve de sus poemas publicados tres años antes. También había versos del poeta y periodista Carlos Aganzo.

De Arco cuenta que fue una experiencia muy desagradable pero que la sentencia ha sido ejemplar y modelica.

Asimismo, el autor declara que sintió una sensación de vulnerabilidad debido a que esos poemas eran representaciones de su vida y era como si se estuviera apropiando de ella.

Por otro lado, el poeta afirma que sigue en una etapa de creación literaria pero siempre compaginándola con su trabajo como profesor universitario de literatura.