El CABU de Ubrique ha cerrado de manera simbólica (aún resta un partido al equipo infantil este viernes) el año 2018. Lo ha hecho con una fiesta por todo lo alto, con tres victorias en casa ante rivales directos en la lucha por los puestos altos de la clasificación y con una jornada festiva de convivencia que reunió a jugadores, entrenadores y familiares.

El telón lo abrió el equipo junior, que se deshizo del AD Marianista por un abultado marcador de 79-48. 31 puntos de diferencia para el equipo de Juande Núñez en un choque en el que los jerezanos aguantaron 5 minutos el ritmo de los ubriqueños. En el tercer cuarto se rondaron los 40 puntos de ventaja si bien en el último, Juande apostó por las rotaciones, por dar minutos a todos los jugadores y la relajación propia de esta diferencia hizo que el marcador se quedara, como decimos en ese 79-48.

En el descanso de ese partido se procedió a la foto de familia donde participaron todos los equipos y tras el choque arrancaron los otros dos previstos. El Cadete confirmó que lo del partido ante Marianistas fue solo un tropiezo y venció por 7 puntos de diferencia al DKV Jerez Gris, equipo con el que estaba igualado en la tabla clasificatoria. 64-57 fue el marcador final en un choque que los de Ángel Pérez encarrilaron en un gran tercer cuarto donde se impusieron por un parcial de 21-10. El equipo cadete se marcha al parón en segundo lugar con 5 victorias y una derrota sólo por detrás del Cádiz CB Gades que se mantiene invicto tras 6 jornadas.

El infantil masculino cierra el año este viernes en Jerez ante el líder mientras que el mini femenino también venció, en su caso por 43-36, en el duelo de equipos invictos que le enfrentaba al Gymnástica Portuense. Las guerreras supieron sobreponerse a un mal inicio con esfuerzo, trabajo y entrega. Rápidos contraataques y una gran defensa decantaron la balanza finalmente para las ubriqueñas que en el cuarto periodo se impusieron por 14-2.

En SER Deportivos hemos hablado de todo ello con el presidente del CABU, Fernando Corrales, quien ha hecho balance del 2018 al tiempo que piensa en un ilusionante 2019 en el que quieren seguir creciendo. Corrales ha señalado que los peores tiempos ya pasaron y que el club rema en la dirección correcta.