La chirigota de Alejandro Román vuelve un carnaval más, este año bajo el nombre ‘Que me quiten lo bailao’. De nuevo la intención volverá a ser hacer disfrutar disfrutando, una de las máximas de este grupo que, como es lógico, transmite mejor cuando confía en la idea, el tipo y el repertorio que presentan.

Así ocurrió el pasado año con ‘La que están dentro de la caja y nunca se dan de baja’, una chirigota con un repertorio eminentemente local, con temas muy ubriqueños, un tipo basado en las herramientas de los marroquineros y unas letras que prácticamente en su totalidad, iba ligado al tipo. Alejandro Román es el autor nuevamente si bien el grupo aporta ideas y alguno como Richarte que firma un pasodoble.

Tanto Alejandro Román como Kisko Sánchez han repasado el Carnaval 2019 en el que de nuevo volvieron a cumplir sus expectativas. Pese a ese localismo en su tipo y sus letras, han señalado que fueron muchos los ‘foráneos’ que se interesaron por conocer más acerca de este tema, despertando la curiosidad de todos ellos.

 Un efecto que lograban también gracias a un disfraz elaborado por Richarte, que fue capaz de plasmar a la perfección la idea que le transmitió el grupo. Para este año han confesado que el disfraz vuelve a tener mucha mano de obra pero aseguran que pasarán unos carnavales antes de volver a apostar por una indumentaria tan incómoda. En cuanto al disfraz y las fechas, Kisko Sánchez ha planteado la posibilidad de que la gala del IES Francisco Fatou sea la que inaugure el Carnaval de Ubrique para poder utilizarlo en todas las actuaciones.

 De nuevo para este año reúnen, aunque con algunas incorporaciones, un grupo que mezcla la veteranía de algunos componentes y la juventud de otros que, en algunos casos, se aventuran a salir por primera vez.