El jugador ubriqueño, José Manuel Solano, ha sido presentado esta misma semana por el CD Ibiza Islas Pitiusas, equipo del grupo XI de la Tercera División. Un equipo que se quedó fuera del playoff de ascenso a Segunda B en la última temporada pese a sumar la friolera de 83 puntos.

El joven futbolista ha aceptado el reto de seguir creciendo en un club que tiene este objetivo tan ambicioso y de nuevo lo hace lejos de casa, después de pasar sus últimos años en Madrid. El jugador ha quedado maravillado con la primera impresión que le ha causado tanto la isla como el club y sus compañeros, admitiendo que tienen un gran equipo para aspirar a todo lo que se propongan.

Las mismas palabras ha tenido para su nuevo entrenador, José Pérez Herrera , quien ha inculcado en muy pocos días la idea de juego que quiere. En este sentido, Solano ha explicado que le ha calado su manera de transmitir y la confianza que le da el ver que el míster tiene las cosas claras de lo que quiere.

Igualmente, en SER Deportivos ha analizado sus últimos meses en Madrid, donde intentó ascender de categoría con el Galapagar. El extremo ubriqueño se ha mostrado convencido de que fue una buena opción cambiar de aires por la oportunidad y los minutos que tuvo, los cuales siente que aprovechó a la perfección y le han ayudado para volver a Tercera División.

En unas semanas en las que prima el trabajo físico, José Manuel Solano ha mostrado su ilusión porque el balón eche a rodar y poder ayudar al equipo desde el momento en que arranque la competición.