El municipio de Ubrique ya está dispuesto y predispuesto a pasar tres semanas intensas de Carvanal, que tiene de nuevo a la Jamoná y la Tortillá como inicio. El Ayuntamiento de Ubrique, de la mano de su delegado municipal de Fiestas, José Manuel Fernández Rivera, aseguran que está toda la carne en el asador comenzando con el apoyo que prestan tanto a estas fiestas gastronómicas como al resto.

El próximo sábado 22 de febrero se celebra la Chicharroná y la presentación oficial de las agrupaciones en el IES Francisco Fatou después de que se haya decidido suprimir la gala del IES Los Remedios debido al número de grupos oficiales (cinco chirigotas y un cuarteto) y la dificultad de otros años para llenar las dos salas. Aún quedan entradas disponibles a un precio de 10 euros donde parte de la recaudación la reciben las agrupaciones y el resto irá destinado a la Familia Gómez Oñate.

Ante la demanda de algunos grupos carnavaleros, José Manuel Fernández Rivera ha explicado que desde la administración local consideran que es suficiente con los 250 euros aproximadamente que perciben de la taquilla del Francisco Fatou.

El sábado 29 se vivirá uno de los días más grandes para el municipio con la celebración de la Chorizá que comenzará tras el pregón “dinámico” que está preparando José Miguel Lamela. La cabalgata de disfraces queda para el 7 de marzo, un día antes del tradicional entierro de la patacabra con el que nos despediremos de estas semanas bajo el reinado de Don Carnal.