Desde este martes 14 de enero y hasta el próximo 30 del mismo mes puede visitarse en el CIHU San Juan de Letrán la exposición fotográfica ‘Los guardianes de la Tierra’. Una iniciativa que surge de la ONG de Personas Solidarias de Burgos y que organiza en Ubrique el Colectivo de Ayuda a los Pueblos Indígenas ‘CAPI’.

La muestra ofrece una treintena de retratos del leonés afincado en Burgos, David Palacín. Mari Carmen López, presidenta de CAPI, explicaba que lejos de la pena, el dolor o la lástima que podamos imaginar, las imágenes que se exponen durante estas dos semanas transmiten dignidad, identidad y territorialidad.

Con motivo de esta exposición, CAPI ha ambientado la sala del San Juan de Letrán para una experiencia global que puede darse también en forma de visita guiada y que incluye la exposición de un pequeño documental.

El horario de visita es de martes a sábado en horario de 10:00 a 14:00 horas y de 16:00 a 18:00 horas mientras que los domingos el horario es de mañana, de 10:00 a 14:00.

En la sintonía de Radio Comarca hemos contado también con el testimonio de Curro Morales, antiguo párroco de Ubrique y que ejerce labores de cooperación en las comunidades indígenas de Perú. A este respecto ha destacado el cuidado de estos pueblos con la Tierra, de ahí lo propicio del título de la exposición. Según Curro Morales, los nativos llevan a cabo una relación de simbiosis con la naturaleza.

Según Curro Morales, los nativos llevan a cabo una relación de simbiosis con la naturaleza.

Curro Morales ha valorado la presencia de ONG’s y colectivos que luchan contra los problemas que tienen estos pueblos y que proceden fundamentalmente de las multinacionales y están relacionados con temas como el petróleo o el narcotráfico. Por tanto, su trabajo y el de otros tantos cooperantes se basa en enseñarlos a defenderse ante estas amenazas, a que se formen y a que sean capaces de llevar las riendas de su propio desarrollo.

Un trabajo y una labor que está sobradamente recompensada con el aprendizaje que obtiene de los indígenas, los cuales, según ha subrayado, le enseñan “todo”. Fundamentalmente a sobrevivir en la selva, conocer las cosas verdaderamente indispensables de la vida y a olvidarse del estrés.

Al margen de la exposición, Mari Carmen López ha repasado las últimas acciones llevadas a cabo por el colectivo CAPI en la Universidad de Nopoki. Gracias a los 7.500 euros que obtuvieron de la Mesa de la Solidaridad de Ubrique pudieron dotar a la misma de aseos. Con ello se persigue que el Estado reconozca y regularice esa educación al igual que cualquier otro centro del país. Al margen del envío de comida y productos de primera necesidad, también se centran en infraestructuras que les ayuden a tener una mayor dignidad.